Facebook Twitter Google +1     Admin

Gelatina Boogy el Aceitoso

20120701015145-boogyedit.jpg

Si quiere salir de su niño o su niña, cómprele la legendaria gelatina Boggy “el Aceitoso”, que viene con un globito inflable – un adminiculo con tres coloridas crestas plásticas - para que los niños se lo traguen y se ahoguen mientras pasan el ácido fólico. Las instrucciones, desde luego, no son para que el adminiculo se ingiera, pero muchos niños no lo saben, tampoco sus padres. Una sorpresa comercial que revive el saludable espíritu empresarial de las compotas envenenadas.    

La semana pasada dos niños en Bogotá casi mueren por haber ingerido el Inflaboogy – el condón de Boogy - que viene lubricado dentro de los sobres de gelatina. Se salvaron, porque sus padres tenían carro y pudieron llegar a tiempo a un hospital – de los que todavía no han cerrado – para que les prestaran primeros auxilios.

Un incidente que puso en riesgo la vida de dos niños, debería ser suficiente, en una sociedad de consumidores, para boicotear a Alpina, salvo que Alpina se comprometa formalmente a que en adelante toda su gelatina con adminiculo, les sea distribuida a los honorables miembros del Congreso que aprobaron la reforma a la justicia. Todos merecen su inflaboogy rojo, azul y verde.

Alpina, que cocina la mejor gelatina aceitosa de zinc, se permite  informar a los consumidores, que de ahora en adelante, cada vez que la compren, se sirvan arrojar el inflaboogy a las unidades legislativas de senado y cámara. Los congresistas, que sí saben leer, entenderán perfectamente que no se trata de ingerirlo. Al menos, no enteros.

Como consecuencia del deplorable accidente, Alpina se permite informar a sus consumidores, que su departamento de control técnico ha rastreado problemas aislados en la calidad de los elementos supletorios que uno – y solo uno -  de sus productos incluye, cuando se altera su funcionalidad, lo que  podría afectar colateralmente a quienes manipulen el producto. Así es como Alpina responde a sus consumidores. Así es como se responsabiliza del daño colateral que puede causar entre quienes tragan y no leen. ¿No será que Alpina es de algún congresista de los más conciliadores? ¿O no será que es del traga sapos Esguerra y no nos hemos dado cuenta?

Una gelatina que se llame Boogy, no debería estar en el mercado, no solo por el nombre y el ácido fólico. Aunque viéndolo bien, el nombre representa una identidad común, entre las empresas como Alpina y la consigna del legendario personaje argentino: “todo lo humano me es ajeno”.


Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: lffuenmayorr

Diviértete y encuentra los mejores juegos online gratis y vive las aventuras más grandes para que puedas ganar muchos premios sorpresa, ingresa al Mundo Boggy

Fecha: 19/09/2012 18:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris