Facebook Twitter Google +1     Admin

¿En qué quedamos?

20140312072022-verdes.jpg

 A juzgar por las declaraciones de los dirigentes de todos los partidos, recogidas en entrevistas, la noche misma en que se conocieron los resultados de las elecciones legislativas en Colombia, no hubo perdedores. Lo cual significa, al tenor del optimismo triunfal de los partidos, que todos fueron ganadores.

Un análisis cuantitativo de los resultados para Senado deja las cosas del siguiente modo: La U retrocede, pierde siete curules. El Centro Democrático, lo gana todo, es la primera vez que va. El resultado fluctúa entre el paródico entusiasmo de Pachito Santos y el escepticismo de Ramiro Bejarano. El Partido Liberal se sostuvo. El partido conservador perdió tres curules. Cambio Radical ganó una curul. Los Verdes se sostuvieron. Y al Polo se le invirtió la polaridad. Perdieron tres en Senado y cinco en Cámara, teniendo al Senador más votado del país. El Polo es Robledo.

Así las cosas, en tal escala, el gran perdedor es Santos, y el gran ganador es Uribe. Pero al margen de la correlación senatorial de fuerzas, hay algo nuevo, el resultado político de la consulta de los Verdes. Movieron dos millones largos de votos, entre tres candidatos. Una consulta abierta, que más que consulta, es un preconteo electoral, antes de la primera vuelta. Una consulta no debe ser abierta, aunque cuando son tan pocos, hay que abrirla, más como efecto que como medición de fuerza.

Peñalosa tiene un lastre entre los verdes, su casquivanía uribista. Muchos de los Verdes se lo toman con recelo. Pero aun así, es la carta de los Verdes, para jugar, a eso que Navarro - el ideólogo verde, al que le luce la bufanda semiológica del mismo color – llama la tercería. Ya quisiera Uribe tener a Peñalosa de candidato para enfrentarlo a Santos. ¿Si es bueno para Uribe, por qué no lo sería para los Verdes? El resultado de los Verdes no hace plausible la idea del triunfo de Santos en la primera vuelta. Los Verdes, todos, deberían apoyar cerradamente a Peñalosa, para entrar a jugar de verdad en la segunda vuelta. De lo contrario lo que va a pasar es que será el contador siciliano, el que irá a disputarle a Santos la Presidencia.

Un poco de inteligencia política a los Verdes no les iría mal. Estoy casi seguro, que lo que Mockus querría, es que fueran otra vez los Verdes a disputarle la Presidencia a Santos, en mejores condiciones que la primera vez.

Los Verdes hicieron lo que no hizo ningún otro partido, salir a contarse públicamente. Y lo hicieron en el momento en que se abre la campaña para la primera vuelta. Y al hacerlo han entrado con un capital electoral que se debe concentrar.

En manos de los Verdes está que no vaya a ser que el contador siciliano, nos cope el programa de la segunda vuelta. 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris