Facebook Twitter Google +1     Admin

Deshielo en el Caribe

20141224020532-cuba-usa.edit.jpg

 Diez años después de que USA arrojó dos bombas atómicas en el territorio japonés, los dos países habían restablecido sus relaciones. Un poco más demoraron USA y Vietnam en restablecer sus relaciones, después de la guerra. En ambos casos se restablecieron plenamente relaciones después de que pasó lo peor. ¿Por qué Cuba y USA no pueden re-establecer su relación, tras 54 años de veto?

Durante el lapso del bloqueo ambos países desarrollaron sus respectivos aparatos de seguridad e inteligencia, los llevaron al límite corrompido en el que se utilizan procedimientos mafiosos, como la tortura física y psicológica, la mutilación (vean la película Cinco dedos)y el trastorno de conciencia provocado. Prisiones extraterritoriales y territoriales, donde no impera ningún derecho, distinto al del victimario. El grado cero de los derechos humanos.

Tanto Cuba como USA utilizaron el mismo argumento a favor de sus procedimientos, cada vez que han sido acusados de violentar los derechos humanos, en las cárceles que se conocen, la defensa nacional. Ambos perciben que sus sistemas de seguridad son vulnerables, frente a enemigos fuertes. Así que corrompieron su inteligencia política para que ninguna traba constitucional impida la libre operación, rompieron los protocolos, se llevaron por delante las enmiendas, y se olvidaron de los derechos humanos, todo por razones de estado. Con el argumento de, “la democracia está en peligro” y “los ataques contra el socialismo”, se han cometido las peores bellaquerías en este continente.

¿Por qué no re-establecer relaciones entre USA y Cuba? Ninguno de los dos tiene autoridad moral para reclamarle al otro, limpieza, transparencia. Mutuamente aprendieron a corromper los mecanismos de su seguridad. Las cárceles cubanas donde algunos presos mueren en prolongadas huelgas de hambre, donde se aplican procedimientos en seco de persuasión, no tienen nada que envidiarle a Guantánamo   y Abu Ghraib, o los centros clandestinos de detención que tiene la CIA en Alemania. Auténticos agujeros negros donde los prisioneros se pierden, sin que nadie nunca haya sabido que estaban ahí.

Detrás de la iniciativa de deshielo hay una gama de intenciones, que desde luego no todas serán oportunamente reveladas. Pero hay una, de dominio público, que será arrasadora para Cuba, el libre comercio. Los republicanos hispanos, el viejo exilio de Miami, protestan por la reactivación de unas relaciones, que se rompieron, para tratar de evitar que pasara lo que efectivamente pasó. Que Cuba a pesar de todo lo que USA intentó, desde bahía Cochinos hasta los diez intentos de asesinato a Fidel, permaneciera como la oveja descarriada en su patio trasero. La Cámara de Comercio de USA, por el contrario, aplaude la medida. Cualquier favorecimiento a la expansión de mercados, será bienvenida.

Lo que Obama calculó, sin mayor riesgo a equivocarse, es que ambos países se necesitan por razones de mercado. Restablecidas las relaciones diplomáticas, abiertas las embajadas, se tramitará el desmonte de la Ley Burton, se abrirá el libre tránsito de viajeros, el movimiento de capitales, y espacios de inversión. El paquete completo de movimientos contenidos en las cláusulas bilaterales, lleva el veneno definitivo de la revancha de USA contra Cuba. A Cuba no se la derrota manteniendo un aislamiento inútil, un bloqueo artificial, un muro de Berlín en el Caribe. Se la derrota rompiendo las barreras, juntándose, revolviéndose, dejando que las puertas se abran y los productos fluyan. Telecomunicaciones, tecnología digital, procesamiento de alimentos, plantas de montaje de tractores y autos, centrales de energía, ropa, teléfonos, video juegos, revistas, comidas rápidas. ¿Si la bandera de McDonalds flamea en Pekín y Moscú, por qué coños no puede flamear en La Habana?

En quince años, si las relaciones bilaterales se reactivan positivamente, Cuba podrá llegar a tener las condiciones de Puerto Rico. 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris