Facebook Twitter Google +1     Admin

El Polo denuncia infiltración marxista en el PC

20120811000835-pcedit.jpg

La vocación divisionista de la izquierda en Colombia, no es la única causa de su inmerecida opacidad histórica, de su falta de fortaleza y de la incapacidad para ser alternativa. Hay causas genéricas, que como en el caso del Polo Democrático, obedecen a una  incontenible gravedad que lleva a todas las organizaciones en el poder a competir en corrupción, burocratismo y  mala administración. Es la historia de todos los socialismos en los últimos cincuenta años. El socialismo español y el socialismo francés, son ejemplos rotundos. Y en nuestro caso, el Polo de los hermanos Moreno, que terminaron en la cárcel, como responsables de la mayor debacle de una administración en Bogotá.

El desastre electoral del Polo en las últimas elecciones de alcaldía, se dijo en su momento, era la cuenta de cobro que el electorado le había pasado al Polo. Los electores premiaron a un disidente, expulsado por cierto de sus filas, que hoy funge como el alcalde del amor. A las circunstancias más deplorables a que pudiera llegar el Polo, debió apelar de emergencia a la figura patriarcal de Carlos Gaviria, que se había retirado de la dirección, por desacuerdos inevitables y conocidos.

La noticia con que hoy nos levantamos es que el Polo expulsó de su seno al Partido Comunista, lo cual lejos de ser una equivocación, quizás sea un acierto, aun con el costo electoral que seguramente habrá de tener. Pero el argumento, que doña Clara López, esgrimió públicamente, es el menos verosímil, respecto a un aliado que nunca dejó lo que ser lo que es. Dijo ella, que se lo había expulsado por doble militancia. ¿Pero qué carajos significa eso? En el contexto en que se produjo la expulsión, la explicación no cuadra.

El Ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, desempolvó el argumento, de que las “marchas patrióticas” están financiadas por las Farc. Verdad o mentira, es el mismo y recalentado argumento que todos los gobiernos esgrimen para explicar cualquier movilización popular. Es curioso, por decir algo, que la “explicación”, coincida precisamente con lo que cientos de veces se le ha pedido a las Farc, que dejen de hacer la guerra y hagan política. La última vez que aceptaron, a la Unión Patriótica, la invitación les costó cinco mil muertos.

En el ambiente recalentado por el movimiento indígena del Cauca y las marchas populares, la explicación no solamente carece de presentación, sino que hace que una vez más, el Polo no haya  tenido condiciones, por su propio rabo de paja, de contarnos la verdad. Implícitamente queda la idea de que el afair tiene que ver que la teoría de “todas las formas de lucha”, que no solamente practican las Farc, tambien los gobiernos, los paramilitares, y las mafias. Aunuqe de haber sido tal, el PC jamás  habría ingresado al Polo.

¿En qué consiste esa doble militancia? En que por un lado los comunistas se sientan en el Congreso a legislar a nombre del Polo, y por el otro persuaden a las Farc de hacer política, finaciando las marchas.

Doña Clara necesitaría más verdad política, más sinceridad, para explicarnos por qué  prescindieron del socio más importante de la coalición. Sin el cual, pese a todo, hoy el Polo, no parece ser más que una agrupación folclórica de hombres libres sin capacidad de responder desde la izquierda al país.    

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris