Facebook Twitter Google +1     Admin

Gaza o la política de los vengadores

20090107014317-gaza-1.jpg

Gaza es un pedazo largo de desierto sobre el mar Mediterráneo. Si el Dios de los palestinos existiera debería abrir las aguas - como una vez dicen que lo hizo el dios de los judios en el Mar Rojo para dejarles escapar de Egipto - para que  un millón y medio de palestinos que viven en el mayor campo de concentración del mundo, huyeran

 

 

El conflicto histórico entre israelitas y palestinos no tiene solución. Y si la tiene, será porque al interior de unos y otros se libre una guerra interna  muy costosa, que haga prevalecer la idea práctica de que el conflicto heráldico del siglo XX, debe terminar en una mesa de negociación.

 ¿Pero qué querría decir que el conflicto de tal magnitud histórica no encuentre una solución? Significaría que la guerra entre los pueblos se impone sobre la negociación, la barbarie sobre la lengua, la masacre sobre la mediación, los intereses económicos vinculados a la guerra, sobre los intereses de la sociedad civil.

 Todas las interpretaciones políticas y periodísticas que se hacen del conflicto, están implícitamente más cercanas a una u otra posición, lo que hace que el conflicto no sea entre Gaza e Israel, sino entre dos posiciones que representan la diversidad del conflicto. La que marca la acentuación bélica, porque se trata de una venganza, y la que insiste en la mediación negociada, porque se trata de un acto de humanidad. Mientras el motor, de lado y lado, no deje de ser la venganza, no habrá solución.

 Si se lee a Antonio Ungar en el Espectador (34519), el lector encontrará el acento en la  lucha bélica desigual, David contra Goliat. El cuarto ejército del mundo con toda la tecnología empotrada en sus armas, contra un puñado de guerrilleros armados de rifles y misiles caseros. 800 muertos. Incluyendo niños y mujeres. 42 muertos promedio mensuales. Israel el matón del barrio vs Gaza, la viuda desplazada.  

 Pero si uno lee a Adrian Mac Liman del Centro de Colaboraciones Solidarias, el cuadro es otro. independientemente de la responsabilidad en el  inicio de la última fase del conflicto, la desproporción de fuerzas, el conflicto económico, lo que interesa es la composición vectorial de fuerzas políticas que orienta la reacción – de cada lado - frente al conflicto.  Las fuerzas de Netanyahu - que como Hitler con los compromisos de no agresión, convirtió los acuerdos de Oslo en letra muerta - son importantes para predecir el curso de la respuesta israelita en las próximas semanas, frente a la pretensión de Hamas de lanzar una nueva intifada . El mismo juego vectorial de la política que opera en el marco de la diversidad de fuerzas que integran Hamas, la facción de los Hermanos Musulmanes, que presionó como respuesta frente al estrangulamiento económico de la franja, una lluvia de misiles contra Israel. Liman no aclara si eran  caseros o industriales.

 Mientras los vengadores de cada flanco no pierdan sus guerras internas, frente a la voluntad mediadora, el ignominioso conflicto árabe-israelí, afrenta para toda la humanidad, no tiene ni tendrá solución. 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris