Facebook Twitter Google +1     Admin

Bienvenido al pasado Mister Trump

20161116145343-trumpedit.jpg

 Un “fantasma” está recorriendo el mundo, claro, no el del comunismo, ese viejo fantasma que terminó apareciéndose a la hora del almuerzo durante la que los banqueros se reparten el mundo. Es un fantasma global, un híbrido mutante, que asusta en cualquier lugar y a cualquier hora.

Un fantasma ya completamente encarnado, corporizado y con identidad, que se representa en gente como Putin, Trump, Xi Jinping, Duterte, Maduro, Asad, Kim Jong Un, Ortega y todos los nuevos califas. Unas bestias políticas y militares que sin más recurso que el fascismo en distintas presentaciones, pretenden modelar la sociedad de sus países y del mundo, a un formato que renuncia a todas las conquistas democráticas que la sociedad mundial ha conseguido hasta hoy. Un fantasma retro.

El impacto del gol que Trump le metió al establecimiento  y a la intelligentsia norteamericana, es más fuerte que el impacto desestabilizador del Estado Islámico en el Asia. Quizás sea difícil anticipar las consecuencias globales de la gestión de un mutante como Trump, durante los próximos cuatro u ocho años, si es que antes no provoca una reacción desde adentro que lo tumbe. Ganó contra todos los grandes medios de comunicación, salvo Fox, contra las encuestas, ganó contra la opinión mundial. Demolió el mito de que no se gana sin el voto latino. Puso a los obreros de los estados industriales a votar por el magnate. Obtuvo el 42% de la  votación femenina. Ganó contra la opinión mayoritaria de su propio partido. Le ganó a Washington.

Trump tuvo votos de quienes podrían ser las víctimas de la deportación o la no legalización de residencia; de quienes perderían seguridad si se termina el Obamacare; de las mujeres, a algunas de las cuales hizo víctimas de acoso; y de quienes seguirán siendo víctimas de ese régimen de vindicta tribal que promueve la Asociación Nacional del Rifle, que dio recursos a su campaña.

Se podría esperar que como demagogo no fuera a cumplir con lo que prometió. Pero no es más que una falsa ilusión. Quizás haya cosas que no pueda hacer, desentenderse de la OTAN; reversar el Obamacare;hacer el muro entre México y USA; echar a once millones de migrantes ilegales. Lo cual no quita, que muchas de las cosas que dijo que iba a hacer las haga, y lo más grave, las que no nos dijo que iba a hacer.

Mientras Trump hace el muro, los socios del chapo Guzmán hacen túneles. Bienvenido Mister Trump.  

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris