Facebook Twitter Google +1     Admin

Donald, vade retro

20150907022815-trump.edit.jpg

 Donald Trump con seguridad es el candidato de Homero Simpson.

¿USA y el mundo corren el riesgo de tener en la Casa Blanca a un imbécil, multimillonario, lenguaraz, sordo y con un bello peinado de trapero brillante, que demuestra que en su cabeza hay pelo?

Pero, si como decía alguien, los norteamericanos pudieron poner a un hombre en la luna, por qué no podrían poner a un imbécil en la Casa Blanca. Si reeligieron dos veces al mutante Bush, porque les hablaba de guerra y democracia, y porque además no tenía el horrible pecado de Clinton, habérsela hecho mamar de una becaria en el pasadizo del salón oval.

Donald Trump es una versión recargada y mucho más agresiva que la eximia Sara Palin, la señora que desde la cocina de su casa en Alaska veía todas las mañanas el Asia. A su conocimiento del negocio sumemos su ignorancia del mundo, como le acontece a muchos republicanos, inversamente proporcional a la capacidad obscena de Trump para hacer dinero y mandar a escribir libros donde sus consignas son: los queremos ricos a todos, venga le enseñamos cómo hacerse rico, cómo me hice rico, lo más importante en la vida es la riqueza.

Para nadie es un secreto cómo se forjó la riqueza norteamericana en el siglo XX. Con el esforzado trabajo de laboriosos jornaleros norteamericanos, y con el trabajo de millones de personas en todo el mundo. El modelo neocolonial de la economía consistía en obtener materias primas baratas, como fuera, y en tener un mercado mundial dispuesto a comprar todo lo que los buenos jornaleros producían en el país de las máquinas y el capital.

La lógica de Donald con México – con Latinoamérica – es igual a la de Nicolasito. Donald acusa a los mexicanos de llevarle a USA el crimen, la droga y la pobreza, el otro acusa a los colombianos de llevarles el narcotráfico, el paramilitarismo y la pobreza a Venezuela. Ambos déspotas se apoyan en agresivos sentimientos xenófobos que les dan un resultado interior. A la xenofobia de Trump el electorado republicano responde dándole favorabilidad en las encuestas, hasta conseguir que nuestro Donald, aparezca como un ganador, como lo que es y ha sido.

 Al Rey Ubú, la histeria no le ha dado para tanto. Si hubo un lugar donde de verdad se sintió el vacío de Chávez fue en los supermercados. Con unas elecciones perdidas. Un cartel militar en la mira internacional de objetivos. Su cierre de frontera fue una payasada más, insostenible, económica y políticamente. Lo que más le convendría sería un choque efectivo en la frontera. De hecho la guardia nacional venezolana ha hecho más de 45 hostigamientos durante 2015 en la frontera.

Con USA nunca se sabe. Responsable de grandes logros para el mundo, pero al mismo tiempo, responsable de las peores infamias contra el mundo. En un país así nunca se sabe. En todo caso, y para prevenir, diremos una vez al día: Donald, vade  retro.

Dios nos libre de un imbécil al que se le podría ocurrir declararle la guerra a China o comprarse la isla Reunión para un reinado.

Donald, vade retro.   

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris