Facebook Twitter Google +1     Admin

Otra que se pierde

20111218061243-irak3edit.jpg

USA tardó nueve años en oficializar en los hechos, la derrota política y militar en Irak, que aceleró la crisis económica interna. El fin de la intervención llegó sin argumento. USA se retira de Irak, porque aunque se estén cien años, no podrán contener las fuerzas en pugna, la fuerza del magma cismático del Islam. No podrán imponerles la democracia.

Entraron con una mentira de burro, como todas las de Bush: llevar la democracia. Una democracia que llegó en portaviones, se acantonó en bases, bombardeó en tapete, militarizó las ciudades y los pozos. Primero pusieron un embajador virreinal, luego hicieron elegir a un nativo, uno como Hamid Karsai. Sí, fueron a apagar un incendio, pero lo mejor que encontraron para echarle, fue gasolina de alto octanaje. No era un incendio como el de Viet Nam, de donde los echaron con la bandera estrellada en el culo.

Tampoco la versión que USA dio a Naciones Unidas para explicar la intervención, tenía argumento. Tardaron 5000 muertos norteamericanos en declarar el fin de la guerra, no encontraron armas químicas, no apagaron el incendio, violaron los derechos humanos, propiciaron la fuga de información que le dio a Julian Assange el material para WL. Lo único que logaron fue que los europeos y los norteamericanos puedan caminar en las calles del área verde de Bagdad.

Tardaron 250 billones de dólares en retirarse, con lo que abrieron una fuga no presupuestada a la economía, que aunque da lugar a buenos negocios, no alcanzó para contener el déficit fiscal. Tardaron seis años en darse cuenta, que estratégicamente Afganistán importa más que Irak, aun siendo una guerra perdida.

USA ya no está en condiciones de ganar las guerras, es el síntoma más doloroso de la decadencia imperial. La retirada de Irak, deja el mercado político y militar de la región, en manos de Irán, China y Rusia, que es como decir sunitas y chiitas.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris