Facebook Twitter Google +1     Admin

Un sol en la tierra

20070731185641-petro-edit.jpg                 ¿Qué va a pasar cuando se agote el petróleo en el mundo? Las reservas actuales no aguantan más de cuarenta años. El mundo se traga mil millones de barriles cada 18 días. Las reservas actuales son de 1.14 de billones de barriles. El barril de petróleo está llegando a ochenta dólares. La demanda por encima de la oferta pone muy nervioso al planeta. Los campos están operando al 98.5% de su capacidad. La frontera petrolera se está agotando. La mayoría de pozos son de crudo pesado – de baja calidad – con un contenido alto de azufre que afecta el ambiente planetario. En los últimos quince años se han destinado 300.000 millones de dólares a exploración y apenas se han descubierto dos campos “elefante”. El 87% de la energía que utilizamos hoy proviene de recursos fósiles no renovables, cuya combustión es una causa del desequilibrio térmico mundial. Para el 2050 la población del mundo habrá llegado a los 9.000 millones. 

                           Para los Estados Unidos - con el 5% de la población del planeta - la crisis tendría proporciones críticas. USA se chupa el 25% del petróleo del mundo. En el período de los últimos cuarenta años su producción bajó de nueve millones de barriles diarios a cinco hoy. Si USA dependiera sólo del petróleo de México y Canadá, tendría abastecimiento para doce años más. Una conjunción de los efectos de la guerra en Irán y Afganistán y un agudización de la crisis de abastecimiento petrolero a mediano plazo, serán el núcleo de una crisis sin antecedentes. Pero la demanda asiática va en aumento. El crudo del medio oriente no va a seguir fluyendo a USA como hasta ahora. La India, China, Japón y Corea del sur están en condiciones de pagar mejor a los árabes su crudo. 

                          

                                USA, Rusia, la Unión Europea, Japón y Corea del Sur, han encarado a partir del 2005 un intento de solución al problema de provisión mundial de energía. Se trata del proyecto ITER (International termonuclear experimental reactor) que involucra 3000 científicos y 38.500 millones de dólares.  Es un proyecto de “ciencia-ficción” que trabaja para asegurar energía al mundo para los próximos cien billones de año. Energía limpia que no utiliza uranio, sino deuterio, sacado del hidrogeno no radiactivo de las aguas de mar. Se trata sin más de hacer un sol en la tierra. Un centro de fusión (integración) atómica que opera con temperaturas de 45 millones de grados centígrados.  De 550 litros de agua marina se pueden obtener 10 gramos de deuterio. Un gramo de deuterio produce 100.000 kilovatios de energía por hora. Una cantidad productivamente superior en cuatro veces al petróleo. 

                                    

Greenpeace no cree en ITER, asegura que es un proyecto incierto, excesivamente costoso, que nos hará perder tiempo precioso para implementar alternativas energéticas posibles de origen solar, eólico y de biomasa. Dice la ONG que no está segura que el asunto funcione, y que si llegase a ser comercialmente viable no lo sería antes del año 2047. Con lo que se está invirtiendo en el proyecto se podría dotar de cocinas solares a 90 millones de hogares y proporcionar electricidad a otros 40. Por lo pronto, con los costos actuales del barril, el Coronel Chávez podrá seguir financiando su proyecto bolivariano de socialismo de exportación. 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris