Facebook Twitter Google +1     Admin

El verano de oriente medio

20130819072042-conflicto-oriente.jpg

Una línea de conflicto cruza el verano del medio oriente: Siria, Líbano, Israel, Egipto. Una fila de dominó cuyas fichas están cayendo a una velocidad tal que aún no sucumbe la línea.

El efecto de pugna en línea, tiene un efecto más allá de lo regional. Como una gran piedra que se arroja a un lago, hace olas que llegan más allá de sus fronteras. Hacía tiempo que medio oriente no estaba más agitado. Un verano violento ha puesto el movimiento a la temporada. Una guerra civil en Siria que suma más de cien mil muertos. Un levantamiento en Egipto instigado por los Hermanos Musulmanes, que fueron sacados a patadas del gobierno, por los militares, que habían  reemplazado a Hosni Mubarak. Y un bombazo en el Líbano en una de las sedes de Hezbollá.

Y como telón de fondo, una representación al estilo de la vieja guerra fría. Siria y Egipto son posiciones de disputa entre USA y Rusia. Tal vez las relacionen entre ellas nunca habían estado más frías. Enfrentados en Siria. En Egipto, la declaración diplomática ha coincidido, instan a las partes a encontrar la solución democrática que más sirva al país. El caso Snowden es la cereza en la superficie.

USA entrega en recursos a Egipto, más que lo que entrega a cualquier otro país, exceptuando a su protegido, Israel. Objetivamente le es más conveniente que los Hermanos Musulmanes estén fuera del poder. Pero unos militares instigadores, violentos, que les caldén el país, tampoco les sirven. No tienen buenos aliados.

En Líbano el gobierno se cayó ayer, lo que ha puesto a Israel en máxima alerta. Hezbollá - la milicia chiita que cuenta con el apoyo de Irán - puso punto final al gobierno de coalición al retirar once ministros de su partido y de las formaciones aliadas. El todopoderoso partido chií pretende forzar a Beirut a desvincularse del tribunal que investiga la muerte del ex primer ministro Rafiq Hariri.   

La política exterior norteamericana o no entiende lo que está pasando en la línea de conflicto que tensiona oriente, o ya no es capaz de tener un control político y militar en la zona, que le permita hacer lo que durante toda la historia ha hecho, torcer por la política o la fuerza la voluntad de los pueblos a favor de sus intereses en el mundo.

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris