Facebook Twitter Google +1     Admin

Requiem por la Enciclopedia Británica de papel

20120402041145-enciclopedias-en-formato-papel.jpg

 Se cuenta que solo Aldous Huxley, quien la llevaba consigo a todos sus viajes, y Borges, fueron las dos únicas personas en el mundo que leyeron la Enciclopedia Británica “de corrido”, como si fuera una novela.

A la vez que terminó la era de las enciclopedias impresas en el mundo, se está reeditada la enciclopedia más antigua del mundo, un canon chino del siglo XV - canon de Yongle (Yung-lo ta-tien), una colección en mandarín que “recopila el saber y la historia de China hasta el siglo XV”. 2154 investigadores al servicio del emperador escribieron 22.877 rollos distribuidos en 11.095 volúmenes, 40 metros cúbicos de papel, en los que se trata de: agricultura, arte, astronomía, historia, medicina, religión, ciencias y tecnología. La “Britannica”, la enciclopedia inglesa más antigua y la más famosa del mundo actual, debutó en línea en 1994. Su primera edición data de entre 1768 y 1771, en Edimburgo, Escocia. La novena edición (1875-1889) y la undécima (1911) son las más famosas por su erudición y estilo. En 1933, se convirtió en la primera enciclopedia en adoptar una política de "revisiones continuas". La última edición tiene 32 volúmenes y pesa 58.5 kilos. 

El proyecto de "enciclopedia en Internet" fue planeado en septiembre de 1999 por Jimmy Wales. Nupedia, antecesora de Wikipedia, se creó el 9 de marzo de 2000. El 15 de enero de 2001, inició Wikipedia en inglés al lado de Nupedia. Nupedia cerró en septiembre de 2003. Poco después Wikipedia abrió en otras lenguas. Wikipedia es una enciclopedia hecha por sus lectores, con todo lo bueno y lo malo, que eso significa.

En 2000 la revista Nature puso en duda la ventaja de la Británica sobre Wikipedia. Se analizaron las mismas 42 entradas en las dos. La primera obtuvo un promedio de cuatro errores por entrada, la segunda tres. La democracia informativa tiene sus riesgos. Si una enciclopedia es un lugar público de concurrencia informativa, quién y cómo se garantiza que la información sea correcta, legítima, verificada. Bien podría idearse una estrategia de contra-información, por la cual cientos de internautas introdujeran información a la enciclopedia, como una forma de colapsarla. De hecho después de que se detectaron filtraciones en tal sentido, Wikipedia se vio obligada a disponer filtros de selección y publicación. Un trabajo preventivo contra la información espuria.

Es lastimoso que la “enciclopedia francesa” no haya tenido un proyecto de publicación como el de la inglesa, seguramente hoy tendríamos tres visiones enciclopédicas del mundo, con lo que la “verdad” seguirá oscilando entre la relatividad de las interpretaciones.

La Enciclopedia Británica de papel anuncia su fin. No va más. Se habían demorado en tomar una decisión en tal sentido, a la que se debieron ver obligados desde que el mundo digital aseguró la “actualización diaria de contenidos” y por tanto el incremento progresivo de información a medida que ella se produce. Si no despareció antes, es porque todavía hay lectores nostálgicos en el mundo, dispuestos a pagar cuatro mil dólares por sesenta kilos de papel. Aún así, no haber vendido de la última edición, más de 8000 ejemplares en el mundo, es un réquiem económico definitivo.     

Uno de los signos más notorios del tránsito de la era impresa a la era digital, es el final de las ediciones mastodónticas en papel de celulosa, que se des-actualizan apenas salen. La tecnología, la ecología y la velocidad de producción y reproducción del conocimiento en escritura, han puesto fin al sueño del emperador chino, de reunir todo el saber en una edición.

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris