Facebook Twitter Google +1     Admin

Un rey jugando a general

20111231062241-corea-4edit.jpg

La disposición multitudinaria de fuerzas, las columnas simétricas e interminables de hombres armados, la uniformidad a gran escala, la multitud con un gesto único de pesadumbre, la nomenklatura,  hasta el aire y el color, durante la ceremonia de despedida de “King” Jong Il en Corea del Norte, me recordaron las paradas hitlerianas, las grandes concentraciones de fuerza del nacional socialismo, la multitud como espectáculo intimidador. La muerte de “King” como despliegue. La honras que se confunden con la parada.

Con apenas 27 años, “King” Jong Un, el tercero de la norcoreana dinastía King, es el general más joven del mundo al mando de las cuartas fuerzas armadas - Ejército Popular de Corea (조선인민군) - del mundo (millón cuatrocientos mil soldados en activo y 4,7 en la reserva), las primeras en gasto militar en comparación con el PIB (25%).[26] De acuerdo a los lineamientos derivados de la política Songun - "militares primero" – Corea dedica el mayor porcentaje de recursos al rubro de defensa. Tiene 45 soldados por cada 1.000 habitantes, una tasa relativa mayor a la de cualquier país del mundo, incluyendo naciones militarizadas como Israel (25 soldados por 1.000 habitantes).
 
 King Jong Un, es hijo de King Jong Il, que a su vez es hijo del mítico y todopoderoso King Il Sung, creador de la idea zuché. El joven Jong Un se graduó de la Universidad Militar Kim Il Sung, y apenas terminó consiguió trabajo de general de cuatro estrellas. No tiene ninguna experiencia administrativa, no tiene antecedentes públicos, no tiene carisma y tiene una cara de gordito malgeniado, pero tiene en su haber dos cosas: ser el primero en la sucesión dinástica y haber ordenado un ataque de artillería a la isla de Yeonpyeong, que provocó la muerte de cuatro surcoreanos en noviembre de 2010.

Su primera orden de gobierno, apenas asumió – la semana pasada – fue acuartelamiento de todas las tropas. Un tío paterno, miembro de la casa real le habla al oído, es un mayor responsable que funge como su tutor político, pero que podría ser o no ser el cerebro tras el trono. Una hipótesis plausible pero no comprobable aun. Se sabe que la lealtad del generalato está dividida.

El nuevo King no la tiene fácil. Sin embargo en el juego estratégico global podría pesar en acciones que tengan que ver con el manejo de la crisis económica global y la crisis china, que podría estar en la agenda de debacles del año entrante.

Cuando uno es un general de 27 años, pasan dos cosas: o nadie se lo cree, o uno tiene que hacer algo suficientemente drástico para que todos se lo crean. Para Corea del Norte cualquier opción es mala, para el mundo peor. La acumulación de fuerza, nunca es buen signo. Podría ser tan adverso como el 21-12-2012

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris