Facebook Twitter Google +1     Admin

Y fue lo que Dios quiso

20100304052336-santos-uribeedit.jpg

Y fue lo que Dios quiso, que Monseñor se replegara, camino a sus cuarteles de invierno. Aunque Uribe retirado, podría ser más peligroso. Dicen las malas lenguas, que el proyecto de Monseñor en el retiro, será una universidad virtual, a la que llevaría a trabajar a los chuzadores del DAS que saben mucho de sistemas, a los recolectores de firmas porque trabajan la escritura y a los prevaricadores legislativos porque saben cambiar textos. José Obdulio sería el portero.

Micomandante en una rabiosa declaración, furibunda diatriba cargada de soberbia hormonal, dijo que Monseñor es un criminal. Que presidía un gobierno mafioso en un estado paramilitar. Ya no sé si todavía Gustavo Petro suscribiría la acusación, que él mismo hizo aquí en el Senado.  Ha dicho ayer, que de ser Presidente, y si la Corte Penal internacional solicitara a Monseñor en juzgamiento, él no se lo entregaría. Una nación tiene que defender el fuero presidencial, independientemente de los méritos que apoyen el pedido de cualquier corte internacional. Definitivamente mi voto no será por Petro. Su política de des radicalización como estrategia de campaña, tal vez le alivie el pasado guerrillero en el imaginario electoral, pero lo desnaturaliza. Yo no votaría por un candidato contra natura.

El referendo dependía de Dios, el pueblo y las cortes. El pueblo, como en casi todo, es muy poco lo que tiene que ver. La corte votó siete a dos por la inexequibilidad. Se detuvieron solo en los vicios de forma, irrefutables, contundentes, que al Procurador le parecieron subsanables. La virgen de Fátima, con quien Monseñor habló a propósito del tercer mandato, le había dicho que la Corte no se iba a prestar para ponerle un semáforo verde a la reelección, a costa de toda su credibilidad ante las cortes del mundo. Monseñor, de soberbio que es, no le creyó. Le dijo que sería lo que Dios quisiera. Y fue lo que Dios quiso. Así que después de dar gracias a Dios por haber garantizado la vigencia de la legalidad constitucional, caemos en cuenta que también Dios podría querer que Juan Manuel fuera el próximo Presidente.

Si es cierto que Dios sabe como hace sus cosas y que el pueblo en las urnas los va a contar, no hay sino dos opciones. O se consigue el relevo, o tendremos la continuidad. El Estado de transición, al dos mil catorce, cuando Monseñor podría volver a postularse, es el quid de todas las tensiones políticas en la campaña.

    Ayer mismo, a alguien se le ocurrió que Monseñor podría reemplazar a Samuel en el cargo. Aquel ha dicho que servirá a Colombia desde cualquier trinchera. Porque todo será, pero que Uribe regresa por lo suyo, no lo dudo. O se va a dirigir la universidad del estado de opinión, o se somete a una corte internacional, o se queda gobernando detrás del trono, o haciendo oposición. Todo será, pero conociéndolo, es más peligroso fuera del poder.

      

 

 

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Jhon Edwar López Rendón

Los políticos actúan contra natura.......

Fecha: 04/03/2010 15:19.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris