Facebook Twitter Google +1     Admin

Perro de tugurio

20090411055902-slugdog3.jpg

Tapeshwar Vishwakarma, un representante de los habitantes de Mumbai, la barriada de Bombay donde se rodó  Slumdog Millionaire, interpuso una demanda por difamación contra el compositor A.R. Rahman y el actor Anil Kapoor. Según él, la forma como la película muestra a los habitantes de los tugurios es una violación a sus derechos humanos. En la demanda, Vishwakarma alega que el nombre de la película (Perro de tugurio millonario) es peyorativo. Exigió que la palabra perro fuera retirada del título. Las denuncias se apoyaron con protestas en tugurios en varias ciudades de la India.

Slumdog fue galardonada por la National Board of Review (Asociación de Críticos Norteamericanos) como mejor película del año. En el 2009, fue la más premiada en la 66.ª entrega de los Globos de Oro (conocidos como la mejor antesala de los Premios Óscar), y arrasó en la entrega de los Óscar, consiguió ocho estatuillas de las diez a las que estaba nominada (incluyendo los tres premios más importantes: a mejor guión,  mejor película, y  mejor director.

 Simon Beaufov (el guionista) tras leer la novela de Vikas Swarup hizo tres viajes de investigación a la India. Habló con los muchachos y los niños de las barriadas. Caminó el distrito de Mumbai y escribió un primer guión que le presentó en el verano del 2006 a Celador Films y Film4. El mismo que le llegó a Danny Boyle, quien tras la primera lectura rechazó el proyecto. Que  Beaufoy fuera el guionista hizo que Boyle reconsiderara su impresión, y tras recomendar modificaciones se quedó. The Full Monty es su película británica favorita, escrita por Beaufov.  

 El trabajo de Beaufov consistió en conseguir que el fresco de historias de la novela de Swarup, se contara en una sola, articulada en las escenas del concurso, donde se libra una inmensa, invisible, tormentosa lucha de poderes entre Jamal Malik y el conductor y dueño del programa. La misma batalla que Malik tendrá que librar en la comisaría de policía, contra el Estado. El Estado al servicio del dueño del programa, encarcela a Malik para que confiese cómo hizo la trampa que lo llevó a ganar el concurso. Y para comenzar lo torturan, pero no le sacan nada. Y entonces lo interrogan convencionalmente y le sacan todo.

 La película se hace desde el presente del concurso y desde el presente de la comisaría, que son un mismo presente, desde el que Malik cuenta – como si fueran las Mil y una noches – la historia que explica cómo supo la respuesta a las preguntas. La vida se las había enseñado. Los hechos habían sido sus maestros. No necesitó haber hecho trampa para responder las preguntas, las respuestas se has había dado la misma vida, de perro, de rata, de come mierda de barriada.

 ¿Qué por qué fue al concurso? Ah, simple, porque sabía que ella lo estaría viendo. Detrás de la historia de mierda, del montaje cultural que hizo posible el montaje cinematográfico, detrás del mundo de los perros de tugurio, rabiosos, mafiosos, capciosos, hay una historia de amor. ¿Cómo no?

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris