Facebook Twitter Google +1     Admin

“Sobre la tumba del cerdo inflable”

20091130052751-lugo.jpg

       Aunque no hay ex jesuitas, ni en el Paraguay ni en ninguna otra parte, el espíritu prolífico de la Compañía se continúa reproduciendo en la cascada de paternidades escandalosas del ex obispo, y futuro ex presidente Fernando Lugo. El siguió al pie de la letra la instrucción de Benedicto XVI, de no usar condón, como Dios manda.
      Cumplidos 15 meses de mandato del padrón de San Solano, una encuesta de Gallup divulgada la pasada semana ubica a Lugo con la Señora K en el último lugar de popularidad del continente. Algo, desde luego muy injusto, porque no hay presidente en América Latina, que no se merezca ese lugar.
      Refiriéndose al último escándalo desatado durante un matrimonio al que Lugo asistió, un periodista alemán resumió: "El único cambio que hay en Paraguay es de pañales"."Lo que hace particular este caso y le da un aire de novela es que la denunciante es una sobrina del Presidente; el esposo de la supuesta hija habría sido beneficiado con un puesto estatal sin haber concursado. La nueva hija de Lugo sería la media hermana de la pareja de Juan Arrom, un militante de un movimiento de izquierda acusado de secuestros y prófugo de la justicia paraguaya", agregó el editor de BBC Mundo, Adrián Fernández
      La hija de la hermana de Lugo, Mirta Maidana, aseguró que el Presidente concibe desde que era Obispo de San Pedro. Ha concebido, concibe y concebirá porque la carne pareciera ser más poderosa que el poder. Lugo ha sido mal Presidente, mal padre, mal mentiroso, pero ha concebido cuatro hijos conocidos. El está resuelto a tener rebaño propio. A hoy sólo ha reconocido la paternidad de Guillermo Armindo de dos años. Hay una cola de mujeres reclamando pruebas de ADN. Benigna Leguizamón, Damiana Hortensia Morán y Viviana Carrillo
     El abogado de Fernando Lugo, Marcos Fariña, ha dicho que todo es el producto delirante de los enemigos políticos de Lugo. Lugo no ha hecho un solo comentario al respecto del último escándalo. Es posible que más que enemigos políticos de Lugo, sean los hombres envidiosos con las facultades para concebir que el Presidente ejerce constitucionalmente, y las mujeres indignadas que reclaman el reconocimiento de sus hijos, quienes más contribuyen a degradar la gobernabilidad.
          Los partidarios de Lugo se esfuerzan en presentar el inminente juicio político que se le prepara como un “golpe de Estado”, aunque entre ellos se encuentren muchos de quienes en marzo de 1999, le dieron el golpe al Presidente Raúl Cubas, que había ganado las elecciones con un 54 por ciento de los votos, más que Lugo.
         El poder de Lugo debería provenir de la verdad, así le cueste el cargo (muy probablemente). Que diga la verdad, que muestre su ADN, que acepte que se muere por follar, que los acepte a todos sus hijos. Casi seguro se caerá, pero se caerá con menos indignidad. Se recordará como un Presidente cuya misma familia lo tumbó, pero que antes de caerse confesó. ¿No sería esta la misma recomendación que le haría Benedicto XVI?
        Un poco de humildad y unos cuantos condones no le harían mal al padrón de San Solano.

El abogado inglés John Gimlette escribió un best seller de humor que ocurre en Paraguay. Fue escrito antes de la llegada al poder de Lugo, bajo el título de “Sobre la tumba del cerdo inflable

29/11/2009 23:27 albertobatalla Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris